Facebook instagram feed Noticias en tu email

12 noviembre, 2013

EL TREN DE LA ROBLA


el tren de la Robla

El tren de La Robla, el viejo hullero, un trenecito que si lo tuvieran franceses o alemanes sería reclamo turístico mundial. Un ferrocarril de vía estrecha que une Bilbao y León recorriendo un paisaje impresionante. 


Siete horas de trayecto subiendo montañas, faldeando laderas y atravesando bosques por caminos serpenteantes. Gente de pequeños pueblos subiendo y bajando con unos equipajes de lo más variopintos, corzos que se ven desde la ventanilla, jefes de estación, con camisa amarilla y gorra roja, que parecen emanar cierto orgullo  gremial desempeñando su trabajo. 

Siete horas de paz para leer, agotar la batería del Ipod, escuchar conversaciones ajenas (e incluso participar en ellas), contemplar y gozar con el horizonte. 

Aquí tienen horarios y trayectos por si se animan a hacer alguna parte del recorrido.


Para los exigentes la alternativa de lujo es el Transcantábrico (algún día...). Para todos los afortunados pasajeros de este tren, puede que encuentren útil unas indicaciones sobre  como leer un libro en un tren de lujo que pueden consultar aquí




Prepárense para las vicisitudes: nada de asientos numerados, la máquina tiene la maldita costumbre de fallar, el aire acondicionado a veces sólo funciona en uno de los vagones, si nieva igual no se puede continuar… En mi último recorrido, un viajero no paraba de quejarse, el resto del vagón le escuchaba y asentía pero todos resoplamos felices cuando el aguafiestas bajó y nos dejó seguir disfrutando de nuestro tortuoso viaje.

Ahora, eso sí, algunas recomendaciones: música, libros, bebida, chucherías y una almohada cervical.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por tomaros la molestia de dejarnos vuestras opiniones